Jueves, 25 April 2019

VALORACIÓN: "EL 8M O LA FUERZA DEL GRITO FEMINISTA"

Fina García


El pasado 8 de marzo las grandes ciudades de la mayor parte de los países en todo el mundo, se llenaron del grito feminista que clamaba para mejorar las condiciones de vida de las mujeres en la llamada cuarta oleada feminista.

Por segundo año consecutivo, el movimiento feminista convocó a la huelga de las curas, educativa, de consumo y laboral. Un día que finalizaba en la gran manifestación que se daba en las grandes ciudades.

Una convocatoria de huelga que no sigue los cánones típicos de las huelgas tradicionales. Porque el feminismo es transversal y ofrece su revisión crítica en todas las áreas de la sociedad. Así, la huelga feminista tenía que recoger los ámbitos que integran la vida de las mujeres. La huelga de curas con el lema, “si las mujeres paramos, se para el mundo”, la huelga educativa para señalar la educación como la mejor manera de promover la formación en igualdad y aprendizaje a desarrollar relaciones afectivo sexuales para prevenir relaciones de abuso, acoso y violencia.

Los otros grandes reclamos para la convocatoria de la huelga eran las de consumo, para entender el ecofeminismo comprometido también con las relaciones respetuosas con en nuestro medio y la exigencia de mejoras al mundo laboral que dignifico las condiciones laborales de las mujeres para vivir su presente y su futuro como mujeres emancipadas económicamente.

Desde hace quince años XATEBA está trabajando para movilizar la conciencia feminista. Lo ha hecho desde el activismo social, con iniciativas de sensibilización e información sobre las dificultades que tienen las mujeres a los diferentes ámbitos de la vida cotidiana. Por eso XATEBA está comprometida en las acciones del 8M en Xàtiva.

La convocatoria de huelga acabó con la gran manifestación iniciada a La Casa de las Mujeres. En Xàtiva se volvió a congregar más de 3000 personas movilizadas para mostrar su espaldarazo a las demandas feministas que exigen acabar contra las violencias machistas, las graves discriminaciones que nos sitúan en condiciones de precariedad y asunción de responsabilidades de cura.

El que vivimos el pasado 8 de marzo no se improvisa. La necesidad de sentir YO ESTUVE ALLÍ, se tradujo en una masiva marcha por el cumplimiento de los DDHH que supone las reivindicaciones feministas. Y no se improvisa porque estuvo muy organizada y coordinada por un montón de organizaciones y asociaciones de la ciudad y de las comarcas del alrededor. 

Se ha configurado una Coordinación Feminista de Xàtiva-La Costa, que integra a mujeres a título individual y que era la encargada de las movilizaciones para la convocatoria de la huelga y de la propia manifestación. Hay que dar la enhorabuena a todas las compañeras que ofrecieron su tiempo y trabajo para conseguir una máxima participación ciudadana en las movilizaciones del 8M. Pero también hay que reconocer las aportaciones que se ofrecieron desde las propias instituciones. La Mancomunidad La Costa y La Canal de Navarrés, posando a disposiciones de las diferentes poblaciones autobuses gratuitos para facilitar el acceso a la manifestación de Xàtiva y la Concejalía de la Mujer e Igualdad del Ayuntamiento de Xàtiva, ofreciendo los recursos necesarios para facilitar todas las infraestructuras para las actividades del día de la mujer.

También merecen nuestro reconocimiento todas las asociaciones integradas al Consell de les Dones de Xàtiva que, desde sus ámbitos, promovieron la sensibilización a las movilizaciones realizadas. Pero también hay que dar la enhorabuena a todas las personas que quisieron sumarse a la manifestación feminista de Xàtiva.

Y por segundo año consecutivo Xàtiva lo consiguió. Mujeres jóvenes y más grandes, apoyadas por hombres que también quisieron sumarse al río violeta que recorrió los carreras de nuestra ciudad. Juntas, juntos, mostrábamos a las criaturas que nos acompañaban que podemos expresar la indignación sin violencia y respetando todo el mobiliario urbano. Ningún daño, ningún desperfecto, ninguna incidencia, en una muestra cívica de participación ciudadana.

Las criaturas que nos acompañaban observaron atónitos como grupos de mujeres jóvenes gritaban, mezclando alegría e indignación, lemas y canciones sobre nuestro cuerpo, nuestras exigencias, nuestras necesidades. Mostramos a nuestras criaturas que todas, jóvenes y mayores, somos más valientes porque estamos juntas, somos más fuertes porque tenemos la fuerza de la razón.

Xàtiva ha vuelto a hacer historia feminista y tenemos más de 1000 motivos para continuar trabajando.

Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Cookies

Registro de visitas

Hoy 11

Ayer 6

Esta semana 30

Este mes 228

Todas 4463

Kubik-Rubik Joomla! Extensions

Unete a nosotras

Buscar

Colabora